30 de noviembre de 2009

Valle de la Puerta, una bodega de alta tecnología en el norte argentino






“La calidad nunca es un accidente; sino que es siempre el resultado de la alta intención, el esfuerzo sincero, el manejo inteligente y la ejecución habilidosa.  La calidad representa la elección acertada de muchas alternativas”.   
William A. Foster.

La Bodega está ubicada entre La Famatina y la Cordillera Velasco que forman parte de las imponentes montañas de Los Andes en la provincia de La Rioja, Argentina.
Debido a nuestro viaje para participar en EVINOR, pudimos además conocer y disfrutar de una visita guiada a la Bodega Valle de la Puerta.
En la misma nos recibieron Javier Collovati y su Enólogo Mauricio Lorca.
El viñedo y olivar data de 1994.
La bodega se crea en el año 2002.
Elaboran productos de calidad que constantemente brindan un valor  utilizando tecnología moderna e innovadora mientras que se preserva y mejora el ambiente.
Impulsan el crecimiento de las comunidades vecinas.
El turista europeo se sorprende de la inmensidad y la desolación del paisaje, el sol y el clima seco.



Clima: cálido y semiárido con una gran amplitud térmica entre el día y la noche.
Con lluvias de aprox. 100-200 mm. por año.
Tierra arenosa batida y profunda, de origen aluvial.
Area total : 4000 ha.
Area de plantación: 150 ha.

La línea de vinos está compuesta por La Puerta y Ichanka en sus varietales: Cabernet Sauvignon, Torrontés, Malbec, Chardonnay, Syrah y Merlot.
Donde se destacan los distintos descriptores característicos en los mismos.





En cuanto a aceites de oliva, encontramos entre las plantaciones varietales como: Barnea, Picual, Arbequina, y Frantoio, Empeltre y Syrian en menor proporción.
Además de los utilizados para aceitunas en fresco.
La elaboración se realiza con alta tecnología.  Los aceItes alcanzan los parámetros COI.

Sobre los Diaguitas
Los Diaguitas formaron comunidades que ocupaban el corazón del noroeste.  Vivían en el Valle de la Puerta.
Además otras tribus habitaban el lugar.  El elemento que tuvieron en común fue el lenguaje: lengua kakán o kakana.
Además adoraban al sol, los rayos y los relámpagos.
Los Diaguitas se destacaron en las artes.